TIPOS DE PANELES SOLARES

Existen diferentes tipos de paneles solares dependiendo de los materiales con que estén construidos o su objetivo final. ¿Sabes cuáles son?

Los paneles solares son un método para producir energía mediante el aprovechamiento de la radiación solar. Es una fuente de energía totalmente limpia y renovable, además de eficiente.

Pero, ¿qué tipos de paneles solares existen? ¿Se diferencian dependiendo de los materiales que poseen?

Tipos de Paneles Solares

Paneles solares fotovoltaicos

También conocidos como módulos fotovoltaicos. Para la fabricación de paneles solares se emplea una tecnología tan avanzada y precisa como compleja, de manera que el funcionamiento de los paneles solares se basa en el denominado como efecto fotovoltaico, el cual se produce cuando, sobre materiales semiconductores convenientemente tratados, incide la radiación solar produciendo electricidad.
Los paneles solares fotovoltaicos fueron los primeros paneles solares que dejaron claro que era posible el autoabastecimiento de zonas mediante el aprovechamiento de la energía renovable proveniente del sol. Este tipo de paneles puede ser de cualquier tamaño, desde pocos centímetros hasta decenas de metros.

Su funcionamiento se base en la incidencia de los rayos del sol en el panel, por lo que es básica su correcta orientación. La luz del sol transmite energía a lo electrones, permitiendo así que estos se separen de protones y neutrones y “escapen” del panel en forma de electricidad. Si bien este tipo de paneles solares tuvo mucho éxito en su momento, hoy en día ya han caído un poco en desuso debido a que son demasiado aparatosos, tienen un alto coste y no ofrecen un rendimiento tan bueno como otros tipos de paneles solares.

Dentro de los paneles solares fotovoltaicos también podemos encontrar distintos tipos de paneles dependiendo de los materiales con que estén construidos:

  • Silicio puro monocristalino: Están basados en secciones de una barra de silicio cristalizado en una sola pieza.
  • Silicio puro policristalino: Los materiales tienden a ser semejantes a los paneles solares de silicio puro monocristalino, aunque en esta ocasión el proceso de cristalización es diferente.
    Se basan en secciones de una barra de silicio que se ha estructurado de forma desordenada en forma de pequeños cristales.
  • Silicio amorfo: También son paneles basados en silicio, pero este material no sigue una estructura cristalina. Este tipo de paneles son empleados habitualmente para pequeños dispositivos electrónicos y en pequeños portátiles.
  • Arseniuro de Galio: Se trata de uno de los materiales más eficientes.
  • Teluro de cadmio.
  • Diseleniuro de cobre en indio.
  • Tándem.

Paneles solares térmicos

Los paneles solares térmicos son quizá los más simples y sencillos de realizar. Su mecanismo es muy sencillo y, de forma resumida, consiste en que los rayos del sol inciden sobre el panel y calientan el agua que circula a través de tubos por el interior del panel. Después, esta agua caliente puede ser aprovechada con diversos fines.

Paneles solares termodinámicos

Son los paneles solares más utilizados en la actualidad. Entre sus beneficios está la posibilidad de aprovechar la energía de la radiación solar, pero también la capacidad de generar energía a pesar de la lluvia, o incluso recoger esta energía de la luz de la luna.

Además, este tipo de paneles ofrece otras ventajas respecto a los paneles fotovoltaicos y los térmicos, entre ellas su precio más económico, su menor tamaño, sus menores costes de instalación y de mantenimiento y su mayor eficiencia.

 

Escrito por: Esther Pascual, en http://elblogverde.com.
14 de Mayo del 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *